Pieza de interés: Máscaras ceremoniales

Comunidad Matapí

RELATO DE DANIEL MATAPÍ SOBRE LAS MÁSCARAS

Para nosotros los indígenas que somos gente de abajo, estas máscaras representan algunos animales que tienen poder sobrenatural: los tigres, los micos, los osos y muchos animales más.

Con estas máscaras se representan las características de los animales. Se elaboran únicamente cuando fallece un indígena o cuando se va a celebrar el ritual del Yuruparí. En esta ceremonia, únicamente participan los varones mayores de 8 años. Las mujeres no lo pueden hacer, porque no están capacitadas para ejercer esta clase de ritos. Cuando las mujeres no cumplen los requisitos, las consecuencias podrían ser mortales, podrían morir de hemorragia, mordedura de serpiente, dolor de cabeza, males causados por los mismos animales que representan las máscaras.

Para estas ceremonias, las personas que van a utilizar las máscaras tienen que estar bien preparadas y deben cumplir algunos requisitos que le asignan los mayores conocedores. Después de utilizarlas, tienen que realizar algunas dietas, porque si no las cumplen, pueden recibir algunos daños o maleficios de los mismos animales. Por esta razón, tenemos que estar bien preparados para poder utilizar estas clases de máscaras.

Estas máscaras son elaboradas con materiales naturales, extraídos de algunos árboles especiales que utilizamos nosotros los indígenas, como son, entre otros, la Chambira, el Bejuco Yaré, la brea natura, el árbol de Yanchama de centro, el árbol de Yanchama blanco.

En esta parte de nuestro territorio, son muy pocas las comunidades que actualmente utilizan esta clase de máscaras, porque desde la llegada del hombre occidental en los años de 1930, con los misioneros capuchinos, las máscaras fueron prohibidas, lo mismo que las labores de nuestra cultura. Aun teniendo todos estos problemas, nosotros mantenemos nuestra cultura y nuestra lengua materna, que es lo que enseñamos actualmente a nuestros hijos.

MÁSCARA CUBEO

Máscara perteneciente al grupo étnico de los Cubeo. Se utilizaba usualmente en las ceremonias funerarias de los miembros de la comunidad. Se usó hasta 1930, antes de la llegada de los misioneros.

En este tipo de máscaras, se representaban los animales de la mitología de los territorios de los ríos Vaupés y Mirití. Estos animales representados, generalmente de mucho poder, iban a llorar junto a los dolientes de los difuntos. A veces, se utilizaron en otro tipo de rituales, en los que estaban presentes los animales.

Fue restaurada por Daniel Matapí, indígena de la etnia Upichia en el año 2006.